Lo primero que debes descubrir es para qué está diseñado tu vibrador. Hay muchos tipos diferentes de vibradores . La mayoría de los vibradores están hechos para la estimulación del clítoris. Algunos están hechos para la estimulación del punto G.

A partir de ahí, debes familiarizarte con la configuración de tu vibrador. En la actualidad, casi todos los vibradores tienen configuraciones de potencia que determinan la intesidad de las vibraciones y configuraciones de patrones que determinan cómo pulsan los vibradores. Consulta el manual del usuario que vino con tu juguete o búsquelo en la red

Enciende el vibrador y enciendeté tu😉

Cuando se trata de usar el juguete en este momento, es importante asegurarte de que estas en ese momento o con ese humor necesario. Los vibradores pueden producir cierta intensidad grave ; en realidad puede ser incómodo si intentas usarlo antes de encenderlo. Haz lo que quieras para ponerte de humor: mira pornografía, lee relatos o artículos eróticos , fantasea, tocate tu cuerpo. Una vez que te sientas emocionada a por el siguiente paso, enciende el vibrador. ¡Pero no te lo metas entre tus piernas todavía! Continúa disfrutando de ti mismo usando el vibrador en tu estómago, senos y muslos.

Usar gel lubricante

Hay que usar lubricante y cuando se va a usar un vibrador con más razón todavía. El lubricante puede hacer que la experiencia del vibrador sea mucho más placentera; puede ayudar a que el juguete se deslice sobre tu piel en lugar de atraparla o estirarla. Si te estás penetrando con el juguete, definitivamente querrás usar lubricante.

Comienza despacio

Averigua qué nivel de contacto te gusta. Cuando esté lista, bájalo a la configuración de potencia más baja posible. Pon en una vibración constante pero suave. Siempre recomiendo comenzar lentamente porque los vibradores pueden ser muy intensos. Siempre puedes aumentar la intensidad a medida de que avanza, pero es mejor facilitar el camino hacia ella.

Encuentra tus puntos calientes

La mayoría de los vibradores están diseñados para usarse externamente, en tu clítoris. Esto se debe a que la mayoría de las mujeres necesitan estimulación directa del clítoris para alcanzar el orgasmo..

A algunas mujeres les gusta el movimiento de penetración dentro y fuera. Si tu juguete está diseñado para la estimulación del punto G, puedes intentar usar la cabeza del juguete para frotar contra la pared de su vagina. El punto G está ubicado en el lado de su vagina que está debajo de su abdomen. La presión allí puede sentirse realmente bien porque indirectamente estimula las fibras internas del clítoris (sí, ¡hay más en el clítoris de lo que parece!).

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies